LA VOZ DE SU OIDO: Centro Tomatis, curso de idiomas, escucha y voz, comunicación, formación, bienestar... para un consejo personalizado: contact@la-voix-de-son-oreille.com
version française english version  
 
POR QUÉ
 
Aprenda, trabaje con menos esfuerzo, disminuya el estrés, recupere la confianza en sí mismo...
       
  En qué contexto

El centro propone un trabajo específico para mejorar en los siguientes campos:

 
   

formación:

 
     

- lenguaje (articulación, elocución, ritmo, timbre de voz)

 
      - expresión e integración (concentración, memorización, comprensión, retención)  
      - lateralidad  
      - aprendizaje rápido  
      - preparación de exámenes.  
    dinamización:  
      - fatiga, memoria, concentración.  


 
> PARA QUIÉN

Escolares, estudiantes de secundaria (dificultad u optimización de capacidades).

Adolescentes, adultos, séniors (desarrollo personal, dinamización, comunicación).
 
   

relajación:

 
      - estrés, fatiga  
      - equilibrio (dirección, agilidad, lateralidad).  
    comunicación:  
      - timidez/agresividad  
      - comprensión de uno mismo y de los otros  
      - voz hablada.  
     
 
  POR QUÉ  

Estamos volviendo a descubrir las virtudes del sonido. En nuestra civilización, la imagen se ha desarrollado en detrimento del sonido: impresión de trabajos, televisión, publicidad, Internet. Nos ocupamos de nuestra imagen.

El Método Tomatis permite mejorar nuestra relación con el sonido mediante una acción en la musculatura del oído medio, cosa que implica una mejor postura de escucha. El aprendiz escucha, "abre el oído".

Por supuesto, nos relacionamos con el mundo exterior gracias a todos nuestros sentidos, pero el oído es el órgano de comunicación por excelencia, ya que es el sonido el vehículo de la palabra.

No obstante, una postura incorrecta de escucha deteriora la dinámica de la comunicación entre el mundo exterior y el mundo interior: el lenguaje, la formación, la memorización, la atención, la concentración, resulta más difícil.

Incapaces de ser receptivos a lo que deseamos, incluso filtrando todo lo que nos es inútil, estamos obligados a compensar permanentemente para entender y hacernos entender.
Se entra así en una espiral de fatiga, frustración y dificultades.

 
     
 
  PARA QUÉ  

Una educación audio-vocal con el oído electrónico permite aportar una ayuda, y así:

 
      • mejorar la atención, la concentración  
      • ganar en alocución, articulación, timbre de voz  
     

• participar, aprender con placer

 
     

• integrar y retener con menos esfuerzo

 
     

• alcanzar lateralidad

 
     

• acceder espontáneamente a todas nuestras capacidades

 
     

• comunicarnos con mayor placer y facilidad

 
     

• ser mejor con uno mismo, con sensaciones para una comunicación menos violenta y más constructiva

 
     

• mejorar la relación social (más natural y más constructiva)

 
     

• disminuir el estrés y la fatiga

 
     

• mejorar la capacidad de adaptación a los cambios

 
:: POR QUÉ
:: CÓMO
------------------------------
> PÁGINA PRINCIPAL

 

Audición/Escucha:
Si oír necesita de un sonido físico, un oído para captarlo y un sistema nervioso para recibirlo, escuchar es un proceso activo.

Dirigir el oido:
Solicitado por varios sonidos, el oído puede elegir el que desea captar. En una masa de sonidos, se puede privilegiar o no la escucha de un sonido.

La postura de escucha:
Esto supone preferencias y repulsiones inconscientes para algún sonido o secuencia sonora. Es lo que llama postura de escucha , reflejo de nuestra historia sonora.

De hecho, el escuchar es una experiencia inicial: antes de ver e incluso de nacer, uno está rodeado, penetrado de sonidos.

 

 

El oído tiene funciones de equilibrio, de organización del espacio-tiempo, de análisis de sonidos, de dinamización del cerebro.
Integra toda la información sensorial que el cuerpo percibe.
El cerebro "se nutre"" de esta entrada sensorial, de la cual el 90% viene del oído interno.
Si no funciona el oído correctamente, el cerebro no puede enviar las instrucciones apropiadas al cuerpo.
La voz puede producir solamente lo que el oído ercibe.
El oído es el primer órgano que desarrolla el feto.

 

 

Lateralidad:
El oído derecho es el que dirige, el que asegura el control auditivo y retro-vocal. Por ejemplo, si usted impide a un músico que oiga por el derecho, se vuelve incapaz de seguir el tiempo; bajo mismas condiciones, la voz del cantante se espesa, se expande y pierde su exactitud. Se puede llegar incluso al balbuceo.